sígueme por e-mail

miércoles, 15 de mayo de 2013

Opinión personal (1): Mujeres FATALES/Vamp.. 1ª parte.

                                         Sobre las "Mujeres fatales" en el cine (1ª parte)
He tenido la oportunidad de participar en un seminario de cine dirigido por la profesora Soledad Pérez en la Universidad de Deusto.
Como finalización del mismo se nos pidió la elaboración de un pequeño trabajo sobre alguno de aquellos aspectos que nos hubiesen parecido relevantes. Quiero compartir con vosotros mis reflexiones y -¡como son muchas!- voy a intentar hacerlo por "entregas", a la vieja usanza.

     MUJERES FATALES
El cine, como inmenso catalizador que es de las fantasías y de los sueños, ha mostrado en las pantallas toda una serie de arquetipos humanos que previamente la literatura y el arte se habían encargado de inmortalizar . Dentro de estos y, sea cual sea el nombre que le asignemos (vampiresa, femme fatale, mujer–araña etc.), podemos encontrar un arquetipo de mujer que ha tenido un extraordinario peso en la producción cinematográfica:  el de aquella que seduce al hombre haciendo especial gala de su belleza y de su sexualidad con el fin, más o menos inconsciente, de destruirlo (o, al menos, de apartarle del “buen camino”).

Sin duda el mito de la mujer “peligrosa” para el hombre (y por lo tanto para el orden constituido) ha tenido mucho éxito en nuestra cultura ya que desde los albores de la protohistoria podemos encontrar tradiciones que lo desarrollan y lo potencian. Pocas mujeres han pasado a nuestro imaginario colectivo –con excepción de las canonizadas como santas - sin hacer gala de una fuerza o una libertad de tal calibre que el hombre se ha sentido atemorizado. Visto con ojos actuales casi parece que la  "mujer fatalhaya sido un eslabón imprescindible en el proceso de la liberación femenina pero es obvio que no siempre fue así y que la dicotomía “buena mujer/mala mujer” ha tenido en Occidente un peso innegable.



Lilith o Eva versus Virgen María; Venus versus Hera;  Circe o Helena versus Penélope. En definitiva  mujer que transgrede
contra mujer que asume y/o protege el status quo. Fueron los franceses los que acuñaron el término de “femme fatale”; los norteamericanos prefirieron el de “spider woman” o mujer araña. El cine popularizo el de vampiresa. De esta manera unos y otros definían a una mujer que tenía en su poder de seducción la fuerza necesaria para destruir a sus “víctimas”:  bellezas ambiciosas, con buenas dosis de ambigüedad y con muy pocos escrúpulos.  La belleza y la sexualidad como arma en la guerra contra el hombre. 
Hollywood se interesó desde sus inicios por estas mujeres que resultaban sumamente atrayentes para el público porque -sin duda- destilaban un magnetismo y un misterio que no siempre se encontraba en la “buena chica” o en la “buena esposa
Resulta imposible echar una mirada hacia las principales películas de la historia del cine sin sentirse deslumbrado por algunas de estas mujeres. Entre los miles de personajes de todo tipo que podemos encontrar ellas destacan con una especial aureola de seducción ofreciendo una sutil promesa de adentrarnos en incógnitos caminos que quizá nos lleven al “abismo”.
En el cine norteamericano son muchas las actrices que encarnaron a vampiresas célebres: 
Theda Bara,
Marlene Dietrich,
Lana Turner, Joan Crawford, Ava Gardner, Bette Davis, Veronica Lake, Rita Hayword…
Quiero analizar aquí  algunas de las principales películas y actrices que contribuyeron a cimentar la fama de “la mujer fatal”.

Autor: Javier Nebot, Mayo 2013.

Continuará........

2 comentarios:

  1. Buena idea, lo de publicar tus trabajos. ¡¡¡ ADELANTE !!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias!! Voy a cultivar un poco la vieja estrategia de la publicación por entregas.

    ResponderEliminar