sígueme por e-mail

jueves, 16 de marzo de 2017

Opinión sobre libros (9): Pensar el Islam, de Michel Onfray.

Un librito interesante y de recomendable lectura a pesar de -o por- su heterodoxia.
No se trata de un estudio pormenorizado del Islam o de su impacto en la vida abierta de Europa y los europeos aunque en el, el filósofo francés Michel Onfray, demuestra un gran conocimiento sobre dicha religión -desde una perspectiva atea- y no le duelen prendas a la hora de reflexionar sobre el serio choque de civilizaciones (como si les duelen a muchos políticos adictos a lo correcto y a lo tópico) que implica el difícil encaje de los presupuestos islamistas en el universo socio-cultural occidental.
En este sentido y a pesar de su brevedad (el texto surgió de una entrevista que le hizo al autor la periodista argelina Asma Kourar para el periódico Al Jadid), Pensar el Islam es un libro que da pistas y ayuda a precisar y a meditar sobre algunos temas candentes sobre los que se vierte -en ocasiones- excesivas dosis de manipulación interesada. Claro que en nuestra cultura del tentenpie y de la cataplasma emocional el ayudar a pensar no está precisamente bien visto porque hay demasiada gente que ama la confortabilidad de los tópicos y por eso Onfray se ha visto zarandeado tanto por la izquierda como por la derecha de su país. Como bien señala el mismo: "Es difícil en estos tiempos pensar libremente, y más aún como ateo. Afirmar que los ideales de la filosofía de la Ilustración siguen vigentes hace que paradójicamente se nos considere reaccionarios, islamófobos y a veces hasta compañeros de viaje del Frente Nacional asimilado al fascismo. ----- En Pensar el Islam me propongo reactivar el pensamiento ilustrado. No pensar el islam a favor o en contra, no es esa mi intención, sino pensarlo como filósofo. Leo el Corán, examino los hadits y consulto biografías del Profeta para mostrar que en ese corpus hay materia para lo peor  y para lo mejor".
Ciertamente -y tristemente- la ramplonería sesgada de muchos medios de comunicación, interesados mucho más en el sentimentalismo que aumenta audiencias que en contribuir a que el espectador se forje un pensamiento libre e informado, contribuye muy poco a la racionalización necesaria de temas tan complejos. Tampoco contribuye al pensamiento el discurso plano y esquemático de los políticos al uso y, mucho menos todavía, el fervor inquisitorial de las tertulias televisivas que han optado por llevar a la reflexión (¿?) política el esquema barriobajero del peor -aunque ya clásico- "salvamedeluxe". 
Por eso, y aún no estando de acuerdo con algunos de sus planteamientos, me parece que el libro de Onfray merece la pena y además hace desear al lector una indagación más profunda y una reflexión propia.
Cito algunos fragmentos interesantes que muestran ese estilo claro y provocador que parece ser el santo y seña de este autor.
"Los derechos humanos no son más que un pretexto para perpetuar el colonialismo, con la excusa políticamente correcta del factor humanitario,o con la políticamente rentable de apaciguar los miedos de nuestros ciudadanos. El derecho de injerencia teorizado por Kouchner permite a Occidente continuar con su política sin que lo parezca." P.27
"La prensa satírica  -Charlie Hebdo, Siné Hebdo etc....no está al servicio de ningún partido, de ninguna escuela, de ninguna capilla........Sobre las religiones, y el islam en particular, esta prensa dice bien alto y con humor, ironía o cinismo, lo que muchos piensan y no dicen. La sátira les permite publicar aquello que lo políticamente correcto de nuestra época prohíbe dar a conocer.........porque en cuestiones de religión el resto de la prensa puede crucificar al cristiano, y hasta está bien visto, pero hay que tener mucho cuidado con los rabinos y los imanes".  P.31
"Uno puede no apuntarse a la compasión que impide pensar ni a la complicidad con aquellos que nos impide pensar a golpe de kalásnikov. pensar, justamente, es preguntarse cómo hemos llegado hasta aquí" p.42
"Islamófobo remite, a causa del sufijo fobo, al miedo; tener miedo al islam no es detestar el islam, cosa que expresaríamos con el prefijo mis, como misántropo o misógeno, lo cual daría mislámico, por emplear un neologismo." P.54
"La clave está en el islam que uno elija dentro de un libro que permite el menos dos interpretaciones, o que presenta al menos dos puntos de fuga extremos, uno hacia el sufismo y el otro hacia el yihadismo. El problema es este último, no el velo de una madre de familia en una excursión familiar" P.62.
"¡Atrévete a pensar por ti mismo! era la divisa de la Ilustración. "¡Deja de pensar, obedece, sométete!" es la nueva divisa de la izquierda islamófila, que contra todos estos filósofos de la Ilustración, defiende el ascetismo puritano, el clericalismo musulmán, el Dios monoteísta, .......la obediencia y la sumisión, la abdicación de todo espíritu crítico....." P.87.
Todas las imágenes y/o vídeos que se muestran  corresponden al artista o artistas referenciados.
Su exposición en este blog pretende ser un homenaje y una contribución a la difusión de obras dignas de reconocimiento cultural, sin ninguna merma a los derechos que correspondan a sus legítimos propietarios.
En ningún caso hay en este blog interés económico directo ni indirecto.
Texto: Javier Nebot

No hay comentarios:

Publicar un comentario