sígueme por e-mail

domingo, 1 de abril de 2018

Tour por Gran Bretaña (3): Victoria & Albert Museum.

El Victoria & Albert Museum (Museo Nacional de Arte y Diseño), sito en Londres, es uno de los mejores y más completos museos de artes decorativas del mundo.
Fue fundado en 1852 con el nombre de South Kensington Museum, pero en 1899 fue rebautizado con su nombre actual en honor de la reina Victoria y de su marido, el príncipe Alberto.
Entrar en él significa sumergirse en una impresionante colección de cerámicas, porcelanas, vidrios, textiles, mobiliarios, joyas y toda clase de elementos decorativos pertenecientes no solo a países europeos sino a culturas de todo el mundo (se trata del museo de arte más grande del Reino Unido).
Sus galerías constituyen un homenaje -merecido, sin duda- a la gran inventiva y a la extraordinaria calidad de muchos creadores y artesanos de obras consideradas (con determinados parámetros)  menores, pero que alcanzan, en muchos casos, los niveles propios de verdaderas obras de arte. 
La entrada al museo es GRATUITA, no así las exposiciones temporales que no resultan lo que se dice "baratas": En el momento de la vista coincidían las exposiciones temporales dedicadas a Pink Floyd (Pink Floyd: their mortal remains, 13/mayo a 1/octubre 2017) y al modisto Balenciaga (Balenciaga: Shaping fashion 27/mayo a 18/febrero 2018). La primera a un coste de 20 libras la entrada adulto y la segunda a un coste de 12 libras.

El número de piezas que contiene en sus salas es tan, tan elevado que, en determinados momentos, puede contribuir a cierta desorientación por verdadera abrumación.
Mi consejo -en una primera visita y aplicable a todos los macro-museos- es que el visitante se decante por determinadas secciones o temas o por una selección efectuada previamente de algunas obras de su interés sino, probablemente -y salvo que sea un verdadero amante de las artes decorativas- saldrá saturado y con la sensación de haber visto un "popurrí" de artefactos a los que difícilmente atribuirá su verdadero valor y mérito.
En este post, que no pretende ser exhaustivo en absoluto, muestro algunas piezas de cerámica, porcelana y vidrio que me parecieron -según mi sentido estético- especialmente interesantes pero, realmente, podría haber optado por otras muchas selecciones de obras ya que el repertorio de lo mostrado al público es inmenso.  Valgan, pues, estas fotos para poder dar alguna pista de lo que el visitante puede encontrar en el museo.

































Si te ha interesado esta entrada te puede interesar ver:


 Los jardines del museo, abiertos a todos los visitantes, facilitan el descanso y el solaz entre sala y sala.
El restaurante-cafetería ofrece, también, una excelente oportunidad para renovar fuerzas a precios relativamente razonables (para lo que es el coste de vida londinense).

Texto y fotos:  Javier Nebot

No hay comentarios:

Publicar un comentario