sígueme por e-mail

domingo, 9 de febrero de 2014

Pintores de hoy (5): Anthony Ackrill (1958)

Anthony Ackrill es un pintor norteamericano (Alaska) que, al igual que  Shane Wolf 
 (Pintores de hoy (1)), estudió en la Academia de Arte de Florencia durante cinco años (1995-2000) y en ella fue profesor durante casi otros cinco (1996-2000).  
Como muchos de los pintores que han recibido extensa formación clásica es un enamorado del cuerpo humano:
 " Como artista me siento atraído por los seres humanos y  por el cuerpo humano, que es una imagen atemporal. Habitualmente trato de crear una imagen que no indique un período de tiempo específico".
       La mitología o las historias bíblicas son parte de su inspiración temática y su tratamiento se                    acerca mucho al sentido clásico del color con algunos cuadros que recuerdan a Ticiano.                                         Su página web:  http://www.anthonyackrill.net/index.html
























Todas las imágenes y/o vídeos que se muestran  corresponden al artista o artistas referenciados.
Su exposición en este blog pretende ser un homenaje y una contribución a la difusión de obras dignas de reconocimiento cultural, sin ninguna merma a los derechos que correspondan a sus legítimos propietarios.
En ningún caso hay en este blog interés económico directo ni indirecto.

5 comentarios:

  1. No estoy de acuerdo, cuando en sus cuadros banaliza el sacrificio de la crucifixión.
    Lo mismo que cuando se ridiculiza el holocausto o algo semejante.

    ResponderEliminar
  2. Es difícil valorar las motivaciones de un artista. Desconozco porque o qué le llevo a pintar una crucifixión femenina y ,desde luego, aborrezco el arquetipo de "la mujer sacrificada" (falso, exagerado y mil veces manipulado), pero creo que cualquier creador debe y puede cuestionar los símbolos. Los cristianos nos apropiamos de la crucifixión como si solo Jesús hubiese muerto en ella.... cuando miles de personas han sido martirizadas de esa forma y-lógicamente- entramos en conflictos de "lealtades".
    Personalmente creo que no hay ningún tema humano que no se pueda tratar( y lo que es "divino" parece que siempre tiene lecturas muy diferentes según las creencias de cada uno). Diferente es el cómo hacerlo dentro de la libertad y el posible respeto a cada uno. Fronteras sutiles y muy difíciles de mantener!!! Dónde empieza el respeto para unos, implica lo contrario para otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece un pintor magnífico. los temas con aroma clásico y una destreza admirable.

      Eliminar
  3. En realidad la cruz en un antiguo símbolo de las culturas paganas y el más antiguo hallazgo encontrado data aproximadamente de 10.000 años a.C, encontraron unas cruces grabadas en pequeñas piedras de arcilla que se supone cada una contenía el alma del difunto. La misma cruz que adoran los cristianos era el mismo objeto de adoración de los pueblos paganos siglos antes del cristianismo y tenia una representación mas bien cósmica que divina.
    Los celtas e incluso los fenicios le rendían culto a este símbolo marcándolo en sus monumentos mucho antes de que llegaran los cristianos, también en Mexico la adoraban siglos antes de que los misioneros católicos pisaran sus tierras.
    También los Griegos reconocían la cruz como un símbolo de divinidad antes de la era cristiana como por ejemplo Baco el cual llevaba en su cabeza una banda cubierta con cruces.
    Más tarde la cruz celta llegó a simbolizar los 4 caminos de las esquinas de la tierra, donde la unión de los 4 puntos formaban una cruz y el punto central significaba el centro del mundo. El centro también representaba el origen de la vida, el nacimiento de los 4 ríos místicos y las cumbres de las montañas del mundo.
    También hay datos de que los druidas hacían uso de este símbolo. El estudioso del s. XIX Thomas Maurice, en su obra, "Las Antiguedades Indias", hizo una extraordinaria observación acerca de la importancia de la cruz en la adoración que los druídas a la naturaleza, el escribió:
    "Los druídas tenían la costumbre de seleccionar al más majestuoso y hermoso árbol como un emblema de la deidad. Cuando se cortaban las ramas de los lados, ellos juntaban 2 de las ramas más largas en la parte más alta del tronco, de manera que esas ramas se extendieran a cada lado como los brazos de un hombre. Junto con el cuerpo, ellos presentaban esto como una gigantesca cruz, y en la corteza del mismo árbol en muchos lugares estaba grabada la letra T".
    El origen de la cruz utilizada por los cristianos tiene su origen en la letra "T", Donde esta letra era el símbolo de Tamuz, un antiguo dios de los caldeos y egipcios. Tamuz era el hermano de la diosa de la fertilidad Ishtar quién ahora es inconscientemente adorada por millones de cristianos. La "T" es también muchas veces nombrada como "el signo de la vida"
    La iglesia fue paulatinamente dejando entrar a los paganos dejando que conservaran sus símbolos es de esa manera que los cristianos comienzan a adueñarse de ellos.


    La cruz utilizada con más frecuencia, que fue la de Cristo, tenía forma de tau. La víctima sólo estaba obligada a llevar sobre los hombros el patibulum, es decir, el montante superior del instrumento. El otro montante, el stipes, permanecía siempre clavado en el suelo. La iconografía cristiana nos ha inducido a error mostrándonos al Jesucristo acarreando una cruz completa de dimensiones exageradas. Rembrandt y Van Dick llegaron incluso a imaginar que, en razón de la calidad del personaje, Cristo había sido crucificado en la crux sublimis, de una altura muy elevada. Gracias a los estudios de los doctores Barbet, Bréhant y Escoffier-Lambiotte, hoy sabemos que los clavos no atravesaban la palma de la mano sino las muñecas, tal como puede apreciarse en el sudario de Turín. Los pies eran clavados directamente en el stipes, la parte vertical de la cruz, y no había ningún soporte para evitar la desagradable flexión de las piernas, tan a menudo corregida en el arte medieval y el barroco.
    La asfixia progresiva y el tétanos provocaban la muerte al cabo de unas horas, y no de unos días.

    También se crucificaba a las mujeres. Santa Maura hubo de sufrir, totalmente desnuda, los improperios del anfiteatro, y santa Benedicta prefirió la cruz al himeneo con un pagano. La crucifixión con fines penales desapareció por completo de la escena occidental tras la caída del Imperio romano. La pretensión de aplicar a un cualquiera el suplicio de Cristo, cuya representación aparecía por doquier, se convirtió entonces en una blasfemia.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu aportación. la lectura actual de los símbolos es todavía, si cabe, más compleja que antaño ya que hemos perdido esa capacidad de relacionarnos más allá de lo que consideramos "razón".
    Muchos caen en un literalismo que petrifica el hecho simbólico. No se trata de negar ni cambiar lo obvio, más bien de no cerrarnos a múltiples lecturas.
    la interpretación de símbolos acrisolados por artistas modernos puede ser ambigua.
    Admiro a Ackrill (y a otros pintores que utilizan una similar categorización de lo simbólico) como pintor......
    Lo que luego "vea" yo - o cualquiera- en sus cuadros puede ser más o menos válido pero queda, lógicamente, en el ámbito de mi verdad privada por lo que no pretendo que nadie -creo- lo vea a lo sienta como yo.

    ResponderEliminar