sígueme por e-mail

lunes, 15 de agosto de 2016

Pequeño Tour por Italia (15): Florencia (9º de 9).

Otros lugares de interés.
Florencia da mucho de sí (sé que me repito). Realmente en pocas ciudades se encuentra un cúmulo tal de sitios interesantes y de cosas dignas de ver. La típica estancia de tres o cuatro días permite hacerse una idea de lo que es y de lo que contiene la ciudad, siempre y cuando uno vaya bien pertrechado de una buena guía y de un ánimo inquieto (amén de unas piernas predispuestas al esfuerzo) o contrate nada más llegar una visita guiada "exprés" que, al menos, le garantice lo esencial. Aun así, en ese maratón a efectuar casi seguro que dejará cosas pendientes en el tintero porque, como ya comenté al referirme a la firenze/card, horarios y distancias no permiten un disfrute excesivamente relajado de lo visitado si uno quiere abarcar mucho.
Yo estuve bastante días más y tengo la certeza de no haber agotado el potencial de la ciudad y sobre todo de necesitar otros tiempos para encajar y valorar todo lo visto.
Para terminar las entradas referidas a Florencia ahí van algunas sugerencias más, desde luego no en orden de importancia ni de interés ya que considero que ese orden solo el propio viajero deberá establecerlo según sus preferencias e intereses culturales o artísticos.
La iglesia de la Anunciación fue fundada en 1250 aunque, al igual que otros muchos edificios florentinos, experimentó diversas reformas, siendo la más importante la que efectuó Michelozzo  entre 1444 y 1481.

En su atrio hay interesantes frescos de los manieristas Rosso Fiorentino, Andrea del Sarto y Jacobo Pontorno aunque por desgracia algunos están sumamente dañados por la humedad.
Su interior es de un barroco un tanto abrumador y oscuro (poco que ver con el barroco praguense, por poner un ejemplo de contraste). En una de sus esquinas alberga un cuadro de la Virgen María pintado por un monje en 1252 y que es sumamente venerado por los florentinos.



Hospital de los Inocentes.
El hospital de los Inocentes estaba en obras en el momento de la visita por lo que ésta no fue posible.
El edificio fue inaugurado en 1444 y se considera el primer orfanato de Europa. 
El pórtico fue realizado por Brunelleschi y los medallones de terracota vidriada, blancos y azules, fueron añadidos por Andrea della Robbia en 1498.




Sinagoga
Como pasó en muchas ciudades europeas, los judíos florentinos fueron en algunas ocasiones perseguidos y en otras aceptados. El antiguo barrio judío fue demolido en 1860 para construir la que es hoy la Plaza de la República. La actual sinagoga se edificó poco después -entre 1874 y 1882- bajo la dirección de Marco Treves que le dio un cierto aire morisco,

Natividad de Ghirlandaio
Uno de mis cuadros favoritos, La adoración de los pastores (1485) de Ghirlandaio se encuentra en la iglesia de Santa Trinitá, en la capilla Sassetti (a la derecha del altar mayor). Como empezaba a ser habitual, el autor se autorretrató - y se inmortalizó- como uno de los pastores


Santa María del Carmine

Santa María del Carmine contiene en su interior la famosa Capilla Brancacci.  En ella destacan sobremanera sus frescos, encargados hacia 1424 por el mercader Felice Brancacci, frescos que fueron iniciados por Masolino, en colaboración con su discípulo Massaccio, y que fueron terminados, casi cincuenta años más tarde, por otro grande: Filippino Lipi.
Realmente fascinante la expresividad del trágico dolor de Adán y Eva retratados en el momento en que se produce su expulsión del paraíso y toman conciencia de lo que se les ha caído encima. 
Pintada por Masaccio, se puede considerar sin lugar a dudas una obra clave de la historia del arte porque abrió el camino de lo verdaderamente humano a la pintura renacentista, rompiendo con los parámetros tardomedievales vigentes hasta el momento. 







La iglesia de Todos los Santos, Ognissanti.

Fue la parroquia de la familia Vespucci (o Vespucio) cuyo miembro más famoso fue el navegante Américo, con cuyo nombre se acabó bautizando a todo el continente americano (aparece retratado por Ghirlandaio en su Madonna della Misericordia). La última cena de Ghirlandaio, casi gemela a la de San Marco,.....¡estaba en "reparaciones" de mantenimiento en el momento de la visita!.
En Ognissanti está enterrado, en una tumba sin pretensiones ni boato y que pasa casi desapercibida, Sando Botticelli



Crucifijo atribuido a Giotto.

San Jerónimo. Ghirlandaio.

Florencia: tomas finales


Iglesia del Santo Espíritu







Otras direcciones y lugares de interés:
En "The friends Pub" -Borgo S. Jacopo 51- se puede tomar una magnifica cerveza a un precio razonable.
En el restaurante "Il teatro" -Via Ghibelina, 128r- se puede comer bien y barato (para lo que es Florencia). Pizzas de gran tamaño  y ensaladas que no le van a la zaga. 
Para los aficionados a los grabados nada como L´Ippogrifo (Vía Danto Spirito 5/r).
No es un comercio barato pero se encuentran cosas interesantes a todos los precios.
Si busca una escapada romántica o quiere vivir una experiencia similar a la de los protagonistas de "Una habitación con vistas" (por lo del encanto decimonónico) puede alojarse en el "Hotel loggiato dei serviti" en la mismísima Piazza SS. Annunziata (nº 3).
Si le gusta la cerámica puede llevarse un recuerdo original en "Giotti" (Borgognissanti, 15r.)
Librerías.
Texto y fotos:  Javier Nebot

No hay comentarios:

Publicar un comentario