sígueme por e-mail

sábado, 20 de agosto de 2016

Pequeño Tour por Italia (16): Fiesole.

Fiesole  es un pequeño pueblecito (poco más de 14000 habitantes) de las cercanías de Florencia (unos 8 km). Un autobús urbano te acerca allí en poco más de veinte minutos y si tarda tanto es porque realiza múltiples paradas en su recorreido. Su principal atractivo -desde mi punto de vista- son las ruinas que todavía conserva de su pasado como asentamiento etrusco y pueblo romano, pero tenemos que insistir que aunque solo sea por disfrutar de las vistas del valle florentino bien merece una visita.
Al estar un poco más elevado que Florencia, Fiesole se convirtió ya desde el siglo XV en refugio veraniego de los florentinos, que acudían allí a entretenerse y disfrutar de la brisa.
El Duomo de San Romolo -cuyo campanario vemos en la foto- empezó a construirse en 1028. Su interior -fotografiado más abajo-  es una buena muestra de la bella austeridad románica y del astuto aprovechamiento de materiales: muchas de sus columnas están rematadas por capiteles romano.
Las dos estatuas de bronce que adornan la plaza forman un conjunto al que denominan "Incontro di Teano" y representan el famoso encuentro que tuvo lugar entre Vittorio Enmanuele  II y Garibaldi y que fue un episodio importante dentro del proceso luchas y revoluciones que culminó con la unificación italiana.
Muchas de las villas de Fiesole muestran en sus fachadas hornacinas con estatuas protectoras de ángeles o vírgenes.


El lujo se trasluce a pesar de la aparente sencillez del pueblo: mansiones -discretas en su exterior- que disfrutan de unos jardines con vistas memorables y gozan en su interior -sin duda- todo tipo de comodidades y "posibles" para aquellos afortunados que viven o se alojan en ellas (entre ellos personajes de reconocida fama como el que señala la placa conmemorativa).

Fiesole fue habitada desde el siglo VII a.C por los etruscos que dejaron bastante muertas de su permanencia en este lugar aunque la mayoría de ellas se encuentran en la actualidad a buen recaudo en los principales museos toscanos.  Como testimonio in situ se puede visitar todavía los restos de una tumba etrusca.

Antes de entrar en  las ruinas romanas se puede visitar un pequeño museo en el que se conservan testimonios de las culturas etrusca y romana (monedas, pequeñas esculturas, cerámicas, joyas etc) y que fue construido entre 1912 y 1914. El edificio que lo alberga es una réplica de un templo romano del siglo I.
El teatro romano es del siglo I a.C. y en el se celebra en la actualidad el festival Estate Fiesolana.
Tiene un aforo de unos 3000 espectadores y goza de las privilegiadas vistas que suelen ser comunes en todos los teatros que edificaron los romanos




Duomo de San Romolo.

Si es de los que le gustan pasear puede bajar andando, entre villas mediceas y modernas, hasta San Domenico. Allí para el autobús que le llevará de nuevo hasta Florencia.
Texto y fotos:  Javier Nebot

No hay comentarios:

Publicar un comentario