sígueme por e-mail

domingo, 11 de mayo de 2014

La obra provocadora (7): Arte Shunga y Edo Ero Guro.

El arte Shunga -que todavía hoy escandaliza a algunas almas puritanas y no tan puritanas- muestra una perspectiva del sexo muy diferente a la que teníamos los occidentales por la misma época. 
Se le conoce también con otros términos más sutiles: "imágenes de primavera" o "imágenes de almohada" y tuvo su auge hacia mediados del siglo XVIII, en un momento en el que Tokio estaba creciendo muy rápidamente y el contacto con Occidente estaba prohibido, aunque se encuentran obras de este tipo a finales del XVI y durante el XVII.
Es un arte erótico en el que la mayoría de las parejas son mixtas pero a veces se muestran algunas escenas homosexuales o de grupos en orgías.
Por lo que parece las imágenes se vendían en álbumes de 12 ilustraciones de diferentes situaciones sexuales así el cliente  que los compraba no dejaba entrever exactamente cual era su interés. Hace ya un tiempo el Museo Británico realizó una profusa exposición con mas de 150 obras de arte Shunga,
 eso si, como eran muy explicitas se tenían que acreditar los 16 años cumplidos para poder verlas. Sugiero lo mismo respecto a lo que sigue.
"Shunga es arte profundo. No es lo mismo que simple pornografía" asegura Aki Ishigami de la Universidad Ritsumeikan de Kioto  a la BBC con motivo de la inauguración de la citada exposición. Afirma también de que a menudo las mujeres disfrutaban de las imágenes y que formaban parte del "arte del mundo flotante" que se inspiraba en el llamado "Distrito del placer de Tokio", en el que músicos, actores y prostitutas entretenían a los clientes.
Hokusai fue uno de sus más acreditados realizadores.


El Edo Ero Guro fue un movimiento cultural que tuvo su momento culminante en la década de los veinte y los treinta del pasado siglo XX, también en Japón.
Su nombre proviene de dos temas claves, lo erótico y lo grotesco. 
Vinculado a diversas tradiciones anteriores  muestra escenas de bestialidad, incesto y pedofilia que, cuando menos, son desconcertantes para las audiencias occidentales contemporáneas, claro que la moral japonesa se centra en la armonía con los demás y con la naturaleza más que en responder ante un Dios todopoderoso. En cualquier caso temas como la violencia o la necrofilia vinculados al sexo nos resultan de muy difícil asimilación a pesar de que la morbosidad atrae a públicos de muy diferente espectro. Algunos de os artistas mas reputados serian Utagawa Toyokuni
 Tsukioka Yoshitoshi  http://www.yoshitoshi.net/ ,













Todas las imágenes y/o vídeos que se muestran  corresponden al artista o artistas referenciados.
Su exposición en este blog pretende ser un homenaje y una contribución a la difusión de obras dignas de reconocimiento cultural, sin ninguna merma a los derechos que correspondan a sus legítimos propietarios.
En ningún caso hay en este blog interés económico directo ni indirecto.

3 comentarios:

  1. Me parece que todos somos muy libres de hacer en el sexo lo que nos plazca y nos satisfaga , siempre y cuando el otro tenga libre albedrío, madurez, sea consentidor y le pongan las mismas cosas que a ti, claro !. Cuando la cosa va de sadismo o imposición me rechinan las carnes y no de gozo. Provocador? desde luego, pero todo depende de lo que quieras provocar

    ResponderEliminar
  2. Lo siento Javi, pero esto no me gusta. Si quieres provocar, pon un Monocromo de Yves Klein.
    Así como en el trabajo "La Troya de de Historia" te puse un Sobresaliente, aquí te pongo un suspenso.
    Con mi afecto.

    ResponderEliminar
  3. Esta sección pretende mostrar obras o estilos que no son comúnmente aceptados ( o al menos no lo son en una época o en un país determinado). El porque provoca o unos y no a otros es siempre complejo pero la realidad es que el arte Shunga duro siglos y tuvo -como en todo- adeptos y no adpetos. El Edo Ero Guro es, desde mi punto de vista, inferior estilisticamente hablando pero no cabe duda que libera fantasis y demonios que algunos se permiten expresar -si quiera sea plasticamente- y otros abominan. ¡Contradictorios que somos los seres humanos!
    A mi personalmente me escandalizan mucho mas las procesiones de semana santa y esa histeria colectiva que las rodea: sanguinolentas y cuasi-masoquistas!!

    ResponderEliminar