sígueme por e-mail

viernes, 4 de noviembre de 2016

Pequeño Tour por Italia (23): Pienza.

También en los alrededores de Siena, Pienza merece una visita.
Menos "comercial" que Montalcino, sus calles respiran -al menos desde mi punto de vista- un aire más de pueblo vivido, de economía agrícola y no tan volcado a complacer al turistasin que ello signifique que no haya allí monumentos interesantes que ver.
Cuando todavía se llamaba Corsignano, el que después sería el papa Pío II, Aeneas Sylvius Piccolomini, acometió grandes reformas en el centro del pueblo a la vez que decidió cambiarle el nombre por el que ostenta todavía. Sus intentos de convertir su pueblo natal en una ciudad renacentista se quedaron más en conato que en realidad, aunque todavía perviven varios edificios de ese estilo en la Piazza Pío II.
El arquitecto Bernardo Rossellino fue el encargado de construir el Duomo, el palacio papal y el ayuntamiento.


Figuras de belén, realizadas con terracota policromada en blanco y dorado, con breves pinceladas de otros tonos, confirman la calidad que se alcanzó en la tradición belenista italiana.

.
Patio renacentista.
Palacios que nada tienen que envidiar a algunos de Florencia o de la cercana Siena.
Como casi todos los pueblos de la Toscana, Pienza se alza sobre una pequeña colina, por eso es fácil encontrar rincones desde los que disfrutar de las hermosas vistas que ofrecen los valles circundantes.




Los distintivos papales atestiguan su pasado noble.








En Primavera los días tormentosos son habituales. Es muy fácil pasar de una mañana soleada a una lluvia torrencial y viceversa.
Texto y fotos: Javier Nebot

2 comentarios:

  1. Muy buen y bello reportaje........ Y...¿Como es eso de policroma en blanco? me ha llamado la atención.......

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Realmente la policromia implica varios colores pero aquí es el blanco el que predomina junto con el dorado t pequeños matices de grises.

    ResponderEliminar