sígueme por e-mail

domingo, 27 de noviembre de 2016

Pequeño Tour por Italia (25): Monterrigione.

Monterrigioni  es una pequeña población situada en las cercanías de Siena que resulta perfecta para una excursión breve en plan de picnic o similar. De origen medieval, el núcleo antiguo se conserva dentro de unas murallas bastante bien conservadas y que impresionaron en su momento hasta al mismísimo Dante.
Lejos de utilidades y glorias pasadas, Monterrigione vive hoy gracias al turismo y a las extensas viñas que rodean sus muros. Dentro de ellos casi todo gira en torno a los visitantes: pequeñas tiendas,  dos o tres restaurantes y un par de  bodegas hacen posible un esparcimiento entretenido antes o después de disfrutar de las vistas o de andar un rato por la Vía Francígena que atraviesa el pueblo en su recorrido hacia Roma.


Una de las puertas de acceso a Monterrigione es, precisamente, la entrada de los peregrinos y los caminantes que realizan (vimos varios) la mencionada vía Francígena: un equivalente a nuestro Camino de Santiago y que, comenzando en Canterbury, atraviesa toda Francia, y la mitad de Italia hasta su fin en la milenaria Roma.

Como parece habitual en muchos puntos de interés, aqui tambien cobran por pasearse por las murallas (¡sino del turista!) pero no se trata de una cantidad desmesurada (4e) y confiemos en que sirva para el mantenimiento de las mismas.


Desde Siena un autobús de línea tarda poco más de treinta minutos en llegar a Monterrigione. 
Los pasajeros tienen que bajarse en una rotonda en la parte "nueva" e iniciar un breve ascenso hasta la población amurallada. Es muy probable que en un fin de semana o en un día festivo el exceso de visitantes pueda saturar el pueblo pero en un día laborable se puede disfrutar con tranquilidad de su encanto medieval y de paseos reparadores.




Nosotros comimos en un sitio sencillo pero agradable, "Il Tagliari medievale".
Unos crostini (7e.), un pequeño surtido de quesos (mixto de Pecorini) (10e), ensalada caprese (8e) y dos cervezas (8e). Treinta y tres euros.

Texto y fotos: Javier Nebot

1 comentario:

  1. Pueblecito amable, donde, a pesar del turismo, te sientes como en casa. Una bombonera encantadora.

    ResponderEliminar