sígueme por e-mail

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Momentos de cine (77): The Piano (1993).


El apasionado film de Jane Campion nos traslada a una decimonónica Nueva Zelanda y a un mundo constreñido y rígido en donde las emociones -como si fuesen una peligrosa selva- deben controlarse porque cuando se viven libremente suelen tener consecuencias dolorosas.
Amores encendidos y muy diferentes lenguajes para vivirlos, todo ello con una banda sonora de Michael Nyman que resulta esencial al dramatismo del relato.
Tres oscars y la Palma de oro de Cannes y varios premios más avalaron el potente romanticismo de esta película.



 https://www.youtube.com/watch?v=LYbNKh0t5L0


 https://www.youtube.com/watch?v=cyTn4XIYH8M
Premios1993: 3 Oscars: Mejor actriz (Hunter), actriz secundaria (Paquin), guión original. 8 nom.
1993: Globo de Oro: Mejor actriz drama (Holly Hunter). 6 nominaciones
1993: 2 premios en el Festival de Cannes: Palma de Oro, mejor actriz (Hunter)
1993: Premios Cesar: Mejor película extranjera
1993: 3 premios Círculo de críticos de Nueva York: Actriz (Hunter), director, guión
1993: Premios Independent Spirit: mejor película extranjera

Todas las imágenes y/o vídeos que se muestran  corresponden al artista o artistas referenciados.
Su exposición en este blog pretende ser un homenaje y una contribución a la difusión de obras dignas de reconocimiento cultural, sin ninguna merma a los derechos que correspondan a sus legítimos propietarios.
En ningún caso hay en este blog interés económico directo ni indirecto.

1 comentario:

  1. Si, la música y la fotografía son fundamentales en esta peli, pero sobre todo , lo que resulta turbador, son esos roces ( la fotografía de la caricia en el hombro, cuando consigue que se vaya desnudando, es estupenda y bastante más erótica que mucho del sexo explícito que estamos acostumbrados a ver y ya casi no nos hacen efecto
    Da pena ver que el marido , que podía haber salvado su matrimonio si hubiera estado más receptivo y menos mojigato, no soporta que sea ella la que toma la iniciativa. Todo un reflejo de una época, en la que , a pesar de todas las pelis de Jane Austin que me encantan, doy gracias, como mujer, por no haber nacido.

    ResponderEliminar