sígueme por e-mail

miércoles, 23 de abril de 2014

"Comamos y bebamos....que mañana ya veremos" (1): La Viña de San Francisco.

Inauguro una sección nueva: "Comamos y bebamos...que mañana ya veremos".
 Adapto el conocido aforismo a los tiempos de crisis y busco con esta sección "relajar" tensiones, que no saberes, porque pocas cosas hay más ilustradas que una buena charla alrededor de una mesa bien surtida.
Y si además de bien surtida es "ajustada" de precio, miel sobre hojuelas que no están los tiempos para dilapidaciones ni ostentaciones.




Un local llevado por gente cordial que pretende dar a la cocina un toque original pero sin aspavientos.
Hay diferentes menús y también la posibilidad de comer a la carta.
A la carta las raciones son hermosas y hay bastante variedad. El precio medio -si uno controla la bebida- puede salir entre 30 o 35 euros por persona.
Los menús especiales , que son una excelente opción cuando existe necesidad de controlar presupuesto o  cuando uno pretende comerse todo lo que le pongan sin necesidad de batallar por ser algo "compartido" con personal de animoso apetito, se ofrecen en diferentes precios.


Hoy hemos probado el menú del día (12 euros en días laborables).
Variado  y bien confeccionado aunque el tamaño de las raciones me ha parecido un pelín ajustado.
Primer plato: Hemos elegido Huevos rotos y Gazpacho.
La cama de los huevos rotos -patata y bacalao- le dan "peso" al plato aunque la patata , más hervida que frita, no tenia ese punto crujiente que exige el contraste con el huevo. 
Al gazpacho, de buen sabor, le recomendaría un poco más de espesor y unas gotas de vinagre.
Los segundos, chipirones y magret de pato, ambos en su punto. Especialmente el magret que con el acompañamiento de manzana alcanzaba un sabor notable.
Postre: Tarta strudel. Correcta, quizás, por ser crítico, ligero exceso de canela.
En definitiva: recomendable. Carta diferente a los menús convencionales; trato cuidado (tienen el detalle de poner un pequeño entrante para suavizar la espera -breve-, hoy  trozito de empanada de queso con tomate)  buen ambiente y precio razonable para una ciudad como Bilbao.







1 comentario:

  1. Una crítica concisa y clarificadora.
    Muy cuidado el estilo y las fotografías.
    Me parece una buena idea. Así comenzaron en La Guía Michelín.
    Felicidades.

    ResponderEliminar